WINP

Es posible que Assassin’s Creed IV: Black Flag tenga su remake oficial. Así lo dieron a conocer en un reporte de la revista Kotaku citando fuentes internas de Ubisoft, quienes desde ya preparan esta versión repotenciada de la cuarta entrega de la exitosa saga de Assassin’s Creed. Una edición que, para muchos, es una de las mejores dentro de dicha franquicia.

 

La versión original de esta entrega fue estrenada en 2013 y es de las más aclamadas y queridas por los fans de la saga, pues ésta se distingue de sus predecesores al desarrollar una historia con piratas que cautivó a la crítica y al público general en su momento.

 

Ahora, desde la revista Kotaku afirman que Ubisoft estaría actualmente en las primeras fases del desarrollo de este remake, lo cual indica que su estreno no será a corto plazo y que el mismo está a cargo de Ubisoft Singapore, la misma desarrolladora que está realizando Skull and Bones.

Tomando en cuenta que aún está en una fase inicial de su desarrollo, desde luego se desconoce para qué tipo de consolas estará disponible este remake de Assassin’s Creed IV: Black Flag. Aunque no sería descabellado pensar en la idea de que las consolas de nueva generación (Xbox Series X|S y PS5) tengan su versión del juego.

La entrega original de Assassin's Creed IV

A raíz de esto, es importante echar un vistazo al pasado y repasar de qué iba la trama de Assassin’s Creed IV: Black Flag. Una historia ambientada en los años 1700, que nos lleva a las aguas del Mar Caribe de la mano de Edward Kenway, el abuelo de Connor (protagonista de la tercera entrega), quien lleva el timón en un barco que navega por las aguas caribeñas.

 

Edward Kenway es descrito como el azote de los mares, un pirata hábil y asesino de quien es admirador el mismísimo pirata Barbanegra. A él lo veremos recorriendo las zonas marítimas de las Bahamas, Cuba y el sur de la Florida. Tres lugares son claves en esta historia: La Habana, Kingston y Nassau, las cuales se encuentran bajo la influencia española, británica y pirata, respectivamente.

Un amplio mapeado

Este juego es de mundo abierto, que combina acción, aventura y momentos de sigilo a lo largo del mismo. Este título brinda una sensación de «mundo abierto» mayor, con misiones similares a las vistas en las ediciones previas de la saga Assassin’s Creed, con la diferencia de que esta vez tiene menos restricciones para los jugadores.

 

Una diferencia entre este título y Assassin’s Creed III es que el mundo del juego se abre pronto, lo cual no sucedía en la tercera entrega, ya que no le daba a los jugadores la suficiente libertad para explorar hasta que ellos no entraran de lleno en el primer acto. En esta edición, los jugadores se toparán con selvas, fuertes, ruinas y pequeños pueblos.

 

El mundo de Assassin’s Creed IV está diseñado para que los jugadores tengan una mayor libertad para realizar varias actividades dentro del juego, tales como permitir que otros jugadores participen y realicen acciones como abordar y capturar aquellos barcos que van pasando por el mar, además de nadar a las playas más cercanas de una manera transparente.

Otros detalles

Otro detalle dentro de esta cuarta entrega de la saga es que este juego mantiene el sistema de caza que ha estado presente en las ediciones previas, permitiendo que los jugadores puedan cazar en tierra firme, pero además, añade la posibilidad de pescar con la llegada del arponeo, un sistema que le permite a los jugadores capturar ballenas. Al atraparlas, con sus restos se podrán mejorar las armas de Edward, la cantidad de municiones necesarias para las batallas, etc.

 

Asimismo, el pirata Kenway tiene a su disposición nuevas armas para su arsenal, en las que se incluyen hasta cuatro pistolas, un par de sables, una cerbatana y las hojas ocultas dobles.

 

Desde luego, el navío Jackdaw no puede faltar en esta historia. Con este barco, se puede ir a más de 50 lugares diferentes dentro del mapa, así como también tendrá la posibilidad de atacar, abordar y saquear los barcos enemigos, además de contar con un nuevo sistema de puntería libre.

El sistema de juego

Con el tiempo, se agregó una actualización a este Assassin’s Creed IV: Black Flag en donde se introdujo el sistema de contratación, lo que le permitió a Edward reclutar miembros para su tripulación. Estos miembros, mientras mantengan su lealtad a Kenway, podrán subir de rango como capitanes de los buques adquiridos.

 

Sin embargo, estos tripulantes no podrán ayudar en el combate o asesinar a larga distancia, como se solía hacer en las entregas anteriores. Esto se debe a que Ubisoft modificó el juego borrando este aspecto del sistema de hermandad, con la idea de que esto le iba a permitir a los jugadore salirse fácilmente de esos escenarios de alta tensión y dificultad.

 

Actualmente, se puede participar en la actual piratería en las instalaciones de Abstergo Entertainment (subsidiaria de Industrias Abstergo, con sede en Montreal, Canadá), explorando el sitio y sus oficinas, donde se puede escuchar sonidos y ser testigos del hackeo, todo esto sin entrar en combate.

 

Asimismo, los jugadores se podrán conseguir allí diferentes juegos de «hackeo», similares a los juegos de puzzles glifo, los cuales se encargarán de develar los más ocultos secretos sobre Abstergo. Otro detalle diferente es uno que se vio por primera vez en Assassin’s Creed III Liberation): el uso de los dados de cerbatana. Esta arma se caracteriza por la variedad de efectos que ésta genera al momento de ser ejecutada.

Alguno de los mecanismos más peculiares.

De igual forma, fue añadido otro componente nuevo; se trata de un mecanismo con el que el jugador tiene acceso a un catalejo, el cual permite examinar los barcos lejanos, además de su carga y su fuerza como navío. Igualmente, puede ser útil para ayudar a determinar si dentro de una isla aún hay animales para cazar, tesoros por encontrar o puntos altos para llegar a la sincronización.

 

Los jugadores pueden ir detrás del timón del Jackdaw, el cual se puede mejorar a medida que se vaya avanzando en las misiones del juego, además de que tienen fácil acceso a esta nave cuantas veces sea necesario. También destacan las mejoras en los disparos con cañones frontales; mientras más daño se le haga al barco contrario, éste irá navegando mucho más lento. Igualmente, hay mejoras en el sistema de disparos, cada uno con un efecto particular.

 

Con respecto a las mejoras del Jackdaw, se deben encontrar los mapas del tesoro. Al encontrar un cofre del tesoro, se podrá obtener o no un plano. Con este plano se podrá hacer ajustes al barco y luego, habrá que dirigirse hacia el puerto de una ciudad o de un pueblo, en donde habrá que encontrarse con un jefe o contratista para que éste se encargue de arreglar el barco.

 

Por otra parte, otro detalle del juego es que, al momento de abordar un barco, es posible reclutar nuevos miembros para la tripulación o incluso enviar el barco enemigo hacia la flota que defendemos. Desde luego, no solo se puede reparar el Jackdaw si tiene daños muy graves, sino que además existe la posibilidad de ganar oro, ron, municiones y más tripulación.

La mejor entrega de la saga por muchos

Desde su lanzamiento inicial para PlayStation 3 Nintendo Wii U, PC y Xbox 360, y su posterior llegada a PS4, Xbox One, Xbox Series X|S y Nintendo Switch, Assassin’s Creed IV: Black Flag ha sido enormemente aclamado por la crítica especializada y por los propios fans de la saga, llegando a recibir altas calificaciones de los expertos y vendiendo millones de copias a nivel mundial.

 

Ahora, con la noticia del posible remake, es probable que los fans más escépticos de la saga (y especialmente de este título) tengan ciertas reservas con respecto a la versión renovada del juego y qué tal luciría para las nuevas generaciones de consolas. Por lo pronto, estaremos muy pendientes de las novedades con respecto a este remake de uno de los juegos más queridos de la saga de Assassin’s Creed.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contenidos